Mundo Elíseo

Mundo Elíseo

Mosaico de Vidrios

Tres cuadros de gran formato, dispuestos espacialmente en forma de U . En el centro, en sentido vertical, se encuentra la imagen del Árbol, flanqueado por dos cuadros en sentido horizontal que muestran dos figuras humanas, un hombre y una mujer. Además, completan el conjunto, dos lámparas colgantes de hierro vitralizadas con el mismo tema. La técnica empleada es mosaico de vidrios. En el caso de los cuadros, este trabajo está realizado sobre placas revestidas de aluminio, en las lámparas, sobre placas de vidrio transiluminadas.

El tema tratado es el del Elíseo. Este lugar mítico refiere al inframundo griego, un paraíso reservado a los justos y a los guerreros, un mundo de luz. Por tanto, el color dominante en las obras es el amarillo dorado, que recubre los fondos de todo el espacio. Las figuras humanas y el Árbol, son de color blanco en general, el árbol, además, tiene una copa roja en forma de hoja-corazón. Este Corazón está “irrigado” por las ramas que, en forma de arterias, recorren la copa en un movimiento ascendente de las raíces hacia la parte superior, como ríos de luz. Las figuras humanas, que flotan en esta atmósfera dorada, están en vinculación con esferas de color azul, simbolizando cuerpos celestes, planetarios o astrales, rodeados de órbitas de color rojo. Estas esferas proyectan su luz azul sobre los cuerpos. La paleta resultante es una tríada primaria (amarillo, rojo y azul) que remite a lo simple, a lo originario.

La idea dominante es la de un mundo místico regido por la luz y habitado por el género humano, donde las figuras antropomórficas están vinculadas al Árbol de la Vida, y a su vez, a las esferas de luz, presentes en las tres obras y en las lámparas. El efecto cromático de los vidrios, que reciben el rebote de luz del metalizado del fondo, y de la transiluminación de los vitrales de las lámparas, viene a reforzar este concepto.

Firma Mundo Elíseo